Etiquetas

,

Hace una semana que la nueva academia de “So you think you can dance” cerró sus puertas. Después de once ediciones, el formato parecía que se había desgastado e intentaron una nueva versión en la que los concursantes estaban agrupados por equipos según su estilo (street vs stage). Pero ese formato funcionó aún peor y, en esta ocasión, decidieron apostar por los niños.

“The next generation” unía a cada concursante con un all-star (que asumía las funciones de mentor) desde el principio. Era algo similar a lo que intentaron en la 7a edición aunque, en aquella ocasión, la relación all-star con los participantes quedó desdibujada porque cada semana iban rotando y no daba tiempo a que se forjaran lazos.

Este año, cada mentor se ha quedado con su “pequeño” alumno y hemos tenido momentos preciosos. La verdad es que la mayoría cogieron a la versión small de ellos mismos, excepto Marko que tuvo que suplir a Joshua, después de que tuviera que dejar el programa cuando iban a comenzar las galas.

Realmente, creo que el ganador se lo tuvo muy merecido porque era el que contaba con menor preparación y consiguió sorprender con su evolución y también porque era el que más necesitaba el dinero. (Aunque algo le podían haber dado a Emma para que le pagara a su abuela el billete de avión de la segunda audición).

Esta nueva generación nos ha dejado grandes momentos, algunos muy personales pero, como es un programa de baile, voy a dejaros con las cinco actuaciones que más me han gustado. No llevan orden, porque ya ha sido suficiente con coger cinco:

Es increíble que con tan sólo unas semanas, pueda bailar así de bien y con tanto estilo la salsa.

De acuerdo que es la especialidad de los dos, pero aún así este tango tiene una complejidad de pasos que incluso para gente con años de experiencia es complicado que realice.

Este año las coreos de Travis Wall se han salido. Han estado llenas de matices pero, en ésta, consiguió que se nos rompiera un poco el corazón y que la gente terminara adorando a JT.

Este año el ritmo ha venido de la mano del salón y el claqué, por las de contemporáneo eran un poco deprimentes. Me quedo con estas dos, que se lo han debido pasar genial juntas.

Los all-stars también han tenido sus momentos para que no nos olvidemos de ellos. Mi favorita fue ésta. El juego que tienen de estilos y que da el cubo es único.

 

¿Cuáles han sido las tuyas? ¿Te gustó el ganador?

Anuncios